"Habitando en la oscuridad"




Muchas veces hemos pensado que la oscuridad es sinónimo de maldad o de un estado negativo de la vida. Pero la Palabra de Dios nos dice que no es así. Incluso es sabido en  1 Reyes 8:12
 “Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad.”

Son varias las escrituras en donde se nos habla de cómo Dios se manifestó, habló y dejo en claro que el estaba en la oscuridad.

Génesis 15:12
  Mas a la caída del sol sobrecogió el sueño a Abram, y he aquí que el temor de una grande oscuridad cayó sobre él.

Éxodo  20:21 
Entonces el pueblo estuvo a lo lejos, y Moisés se acercó a la oscuridad en la cual estaba Dios.

Deuteronomio  4:11
 y os acercasteis y os pusisteis al pie del monte; y el monte ardía en fuego hasta en medio de los cielos con tinieblas, nube y oscuridad;

Deuteronomio  5:22
 Estas palabras habló Jehová a toda vuestra congregación en el monte, de en medio del fuego, de la nube y de la oscuridad, a gran voz; y no añadió más. Y las escribió en dos tablas de piedra, las cuales me dio a mí.

Es necesario que pasemos o que incluso tengamos que estar en la oscuridad en  nuestras propias vidas, en ese lugar en donde la presencia de Dios se puede hacer más clara para nuestros sentidos del oído y del tacto. Es el lugar indicado para disfrutar su presencia.
No debemos de sentirnos mal si el mismo Señor nos hace entrar a ese estado. Un estado en donde lo único que podemos escuchar es a Él.  

“Las plantas no crecen de manera continua a lo largo de todo el día, sino que concentran el crecimiento preferentemente al final de la noche y el principio del día, para después dedicar el resto del tiempo a realizar fotosíntesis y redistribuir los recursos energéticos generados”.(fuente: revista muy interesante)

El que muchas veces nos encontremos en situaciones y circunstancias difíciles y en una obscuridad no siempre es sinónimo de algo malo, la oscuridad sirve para crecer (como sucede con las plantas y los seres vivos)

Científicos de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin en Madison colocaron sensores en los huesos de las patas de ovejas para vigilar el crecimiento óseo en dichos animales.

El 90 por ciento del crecimiento óseo ocurrió mientras los animales dormían o estaban descansando, según el estudio publicado en la revista Pediatric Orthopedics.

"Observamos este patrón inconsciente de crecimiento, pero lo que resultó verdaderamente interesante fue que los huesos crecían solamente cuando los animales estaban acostados, casi no hubo crecimiento cuando estaban de pie o moviéndose," dijo el autor del estudio, Norman Wilsman.

Wilsman explicó que el cartílago de crecimiento, que consiste en tejido cartilaginoso al final de los huesos, se comprime cuando se camina o se está de pie y que esto puede impedir el crecimiento.

La presión sobre el cartílago de crecimiento cesa cuando el cuerpo está en reposo y los huesos pueden alargarse, agregó.

Por su parte, el coautor del estudio, Kenneth Noonan, dijo: "Esta investigación indica que el crecimiento no es continuo. Hay episodios de crecimiento que pueden ocurrir en la vida diaria de las ovejas y también de los seres humanos." (fuente: Universidad de Wisconsin)

Es necesario estar en la oscuridad, es parte de nuestro desarrollo natural y crecimiento.



Comentarios

Entradas populares de este blog

“CUANDO LA SAL PIERDE SU SABOR”

" Los Indoctos e Inconstantes" (1 parte)

EL PODER DE DIOS REPOSANDO EN EL CREYENTE