Un lugar para encontrar artículos y material para el desarrollo espiritual del cristiano actual.

martes, 14 de agosto de 2012

Los indoctos e inconstantes (2 parte)



2 Pedro  3:16
Casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.

¿Qué es lo que la biblia dice sobre las personas inconstantes?


Santiago 4:7-10 
Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
:8  Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
:9  Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.
:10  Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.



Santiago 1:8  El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.

A continuación comparto lo que William Barclay dice (comentarista bíblico) dice sobre esta última escritura:

Hort sugiere que se trata de la imagen de uno que va borracho, dando traspiés de un lado a otro de la calle y sin que se pueda saber adónde va. Santiago dice claramente que tal persona es dípsyjos, que quiere decir literalmente que tiene dos almas, o dos mentes, en su. interior: una cree,. y la otra no cree; y es corro una guerra civil en persona; porque la confianza y la desconfianza en Dios están librando una batalla continua la una contra la otra.

Ahora si juntamos a estas dos personas tenemos un error en sí mismo. Sigue diciendo el apóstol Pedro que estos 2 tipos de personas son las que TUERCEN las escrituras. Pero ¿Qué es lo que está diciendo el apóstol cuando dice esto? Leamos lo que nuevamente William Barclay dice al respecto de este texto:

(iv) Hay cosas en las cartas de Pablo que son difíciles de entender y que los ignorantes tergiversan para su propia ruina. La palabra que usa para difíciles de entender es “dysnóétos”, que se usaba de los pronunciamientos de los oráculos. Éstos eran a menudo ambiguos. Tenemos el ejemplo clásico del rey que estaba a punto de ir a la guerra y que consultó al oráculo -en Delfos y recibió esta respuesta: " Si vas a la guerra, destruirás una gran nación.» Él la tomó como una profecía de que destruiría a sus enemigos; pero lo que sucedió fue que sufrió tal derrota que su propio país quedó destruido. Esto era típico de la peligrosa ambigüedad de los antiguos oráculos. Esa es la palabra que usa Pedro refiriéndose a los escritos de Pablo. Hay en ellos cosas que son tan difíciles de entender como los antiguos pronunciamientos de un oráculo. No sólo, dice Pedro, hay cosas en la escritos de Pablo que son difíciles de entender; también hay cosas que uno puede tergiversar para su propia destrucción. Tres cosas acuden inmediatamente a nuestra mente. La doctrina de Pablo de la gracia se tergiversó convirtiéndola en una excusa y aún razón para pecar (Romanos 6). La doctrina de Pablo sobre la libertad cristiana fue tergiversada convirtiéndola en una excusa para un libertinaje que no tenía nada de cristiano (Gal_5:13 ). La doctrina de Pablo de la justificación por la fe fue tergiversada para demostrar que la acción cristiana no tenía ninguna importancia, como vemos en Santiago (2:14-26).

En pocas palabras estas personas indoctas e inconstantes le dan su propia interpretación a la Palabra. ¡Qué cierto es esto el día de hoy! No se necesita uno esforzar mucho para darse cuenta de que la gran mayoría de personas que utilizan y mal interpretan la escritura tiene una de estas 2 características (sino es que las 2)
Que el Señor nos ayude a perseverar y permanecer  en conocerle cada día.
Share:

0 comentarios :

Publicar un comentario